Homeopatía

marzo 9, 2016

La homeopatía

Samuel HahnemannSe presenta no sólo como un método terapéutico eficaz sino también como una medicina preventiva.

Es un método terapéutico con más de 200 años de desarrollo. Descubierto por Samuel Hahnemann.

El medicamento homeopático actúa en el organismo estimulando sus defensas y generando una reacción a nivel celular de auto curación que devolverá la salud de forma natural. En este sentido, la homeopatía comprende al ser humano como una unidad inseparable en sus componentes: el ser humano es uno solo en cuerpo y en mente, en materia y en energía que anima la materia.

Así, la salud es concebida como el estado de armonía entre el cuerpo, la mente y el mundo que lo rodea, siendo caracterizada la enfermedad como el desequilibrio energético entre ellos. Históricamente, la medicina se ha debatido entre dos problemas: cómo quitar la enfermedad cuando ésta se instala (terapéutica) y cómo evitar que aparezca cuando no está (prevención). La medicina convencional plantea que el hombre es sano y que se enferma por algo que viene de afuera y lo invade. Por este motivo, su terapéutica es de acción expulsiva, donde se tratará de neutralizar el agente externo con la fuerza medicamentosa.

Si se piensa en la salud como un equilibrio inestable, que puede alterarse por desencadenantes internos y externos, donde la disposición constitucional es fundamental, la terapéutica será de estímulo y no de expulsión. Por ejemplo, una persona que presenta una enfermedad alérgica no se caracteriza como una persona sana que reacciona a un agente externo desencadenando la enfermedad, sino como un organismo enfermo que, por este motivo, reacciona frente a dicho agente. Mientras la medicina convencional busca paliar el efecto (la reacción alérgica), la homeopatía buscará eliminar la causa, restableciendo el equilibrio energético que nos predispone a la reacción.

Glóbulos. Homeopatía

ENFERMEDADES QUE TRATA

La Homeopatía trata a la persona en su totalidad, teniendo en cuenta los síntomas físicos y emocionales del paciente, por lo tanto va a tratar a todo tipo de paciente con todo tipo de enfermedades: artritis, jaquecas, depresión, alergias, dolores crónicos, etc.
“No es el medicamento el que cura por una acción físico-química, sino la naturaleza la que reacciona exaltando su propia vis medicatrix por el estímulo dinámico específico de la droga, en virtud de un estado particular de susceptibilidad.” (Tomás Pablo Pasquero).

Los medicamentos homeopáticos pueden estar indicados en numerosos enfermedades tanto agudas como crónicas.

En una enfermedad aguda como por ejemplo una gripe, o una gastroenteritis el médico homeópata elige el medicamento homeopático teniendo en cuenta los signos y síntomas que el paciente experimenta desde el comienzo de su enfermedad y ese es el o los medicamentos que va a administar al paciente lo que le va a permitir una restitución global muy rápida de su proceso patológico. En caso de que se trate de una enfermedad crónica como puede ser un asma, o una artitis reumatoide, o de una gastroenteritis crónica, el médico homeópata, además de los síntomas clínicos de la enfermedad va a tener en cuenta otros signos generales del paciente, valorará mucho los antecedentes patológicos de esa persona, su constitución, su forma de ser, su caracter, su actitud ante la vida etc.. y toda esta información le permite al médico homeópata identificar el o los medicamentos homeopáticos que esa persona va a necesitar para su curación. El tratamiento homeopático hace que los episodios repetitivos de esa enfermedad crónica se vayan espaciando hasta desaparecer.

Son numerosas las enfermedades que se pueden tratar con Homeopatía, en muchas ocasiones el tratamiento es curativo y en algunas es paliativo en caso de que la enfermedad sea ya irreversible.

Entre las enfermedades que se beneficias más del tratamiento homeopático podemos destacar las siguientes:

Problemas otorrinolaringológicos y bronquiales:

Otitis, rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis, laringitis, traqueitis, y bronquitis, asma. Tanto infecciosos como alérgicos.

Problemas digestivos

Problemas de estómago: acidez, ardor, pesadez, malas digestiones, flatulencia, úlcera gastro-duodenal, diarrea, estreñimiento. Náuseas, vómitos. Aftas.

Problemas cardiocirculatorios

Hipertensión arterial, arteriopatías periféricas. Problemas venosos: varices, pesadez de piernas.

Problemas ostero-articulares

Todo tipo de dolor muscular y/o articular sea por artrosis o por artritis: dolor de cuello, de hombros, de codos, de muñecas. Lumbago, lumbociática, dolor de rodillas, dolor de tobillos etc.. Esguinces, contracturas etc..

Traumatismos

Todo tipo de traumatismos: caídas, golpes, contusiones, fractruas óseas

Problemas urológicos

Infecciones urinarias de repetición, prostatismo

Problemas ginecológicos

Dolor durante la regla, alteraciones de la regla, síndrome premenstrual, trastornos de la menopausia, infertilidad.

Problemas dermatológicos

Eczemas, urticarias, acné vulgar, acné rosácea, forúnculos de repetición, verrugas vulgares, papilomas plantares, molluscos contagiosos, herpes simple y zoster, psoriasis

Eukalyptus - ÖlProblemas neurológicos

Cefaleas y migrañas.

Problemas oftalmológicos

Conjuntivitis, blefaritis, orzuelos, dacriocistitis, uveítis

Problemas de comportamiento y psiquiatricas

Ansiedad, angustia, depresión, estrés, cansancio psíquico

Problemas pediátricos

Otitis, anginas, bronquitis, asma, diarreas, vómitos, problemas de piel, aftas, problemas durante la dentición, trastornos del sueño, alteraciones en el rendimiento escolar, alteraciones en el comportamiento.

Problemas endocrinológicos

Obesidad, hipotiroidismo, hipertiroidismo

Disminución de las defensas

Infecciones de repetición: garganta, senos, nariz, oídos, conjuntivas, laringe, bronquios, pulmón, piel, vejiga etc..

Cuidados paliativos

En el tratamiento de los diversos síntomas que aparecen en el curso de la evolucíon de la enfermedad, mejora el estado general del paciente y contrarrestra los efectos secundarios de otros tratamientos

Estos son sólo unos ejemplos, pero la lista podría ser interminable, y además hay que reseñar que la Homeopatía es muy efectiva en todas aquellas patologías de dificil determinación o con síntomas contradictorios o paradógicos.

En las enfermedades de repetición los medicamentos homeopáticos aumentan las defensas y regulan el organismo del sujeto enfermo haciendo que este deje de enfermar.

La homeopatía es una excelente medicina preventiva.